Recetas espectaculares y sencillas de arroz con los productos del mercado tradicional

1. Arroz en paella: arroz de merluza, gambones y chipirones

Para 4 personas
  • Arroz bomba una taza de café mediana
  • Merluza 200 g
  • Chipirones 500 g
  • Gambones 6
  • Sofrito casero dos cucharadas
  • Caldo de pescado o fumet tres tazas de café medianas
  • Diente de ajo 1

Dificultad: Fácil
Tiempo total 32 m
Elaboración 15 m
Cocción 17 m
Reposo 15 m
Comenzamos cocinando los chipirones extendidos en la paella, con un poco de aceite de oliva.

En cuanto empiecen a dorarse los retiramos y reservamos. Marcamos también ligeramente las delicias de merluza y los gambones, procediendo después a reservar todo.

Después, en el mismo aceite donde hemos preparado los tropezones, doramos un diente de ajo picado y añadimos una cucharada de nuestro sofrito especial casero, que siempre nos viene bien para ahorrar trabajo.

Una vez preparado todo, agregamos el arroz, el azafrán y el caldo y dejamos que se vaya cociendo a fuego fuerte durante 8 minutos.

Para intensificar el sabor agregamos el contenido de las cabezas de los gambones estrujándolas un poco.

Bajamos el fuego al mínimo pero controlando para que no deje de cocer el arroz y agregamos los chipirones, dejando que el arroz se haga durante otros 7-8 minutos más. Añadimos con cuidado las delicias de merluza y los gambones pelados y apagamos el fuego, tapando el arroz con un paño de cocina mientras dejamos que las últimas piezas que hemos añadido se hagan con el calor remanente y el vapor bajo el paño, dejando reposar unos 15 minutos antes de servir.

Como otras recetas de arroz, este arroz de chipirones, merluza y gambones es bastante saciante por lo que podéis empezar con un aperitivo clásico como las patatas al alioli casero y ya tenéis bastante para un domingo de fiesta.

2. Risotto de puerro, pera y azafrán

Ingredientes:

3 Puerros, Pimienta negra en grano, 3,

Aceite de oliva virgen extra, 30 ml,

Arroz arborio o carnaroli, 180 g,

Vino blanco, 150 ml,

1 Pera,

Caldo de pollo o verduras (aproximadamente), 600 ml,

Azafrán unas hebras,

Mantequilla, 25 g,

Queso Parmesano al gusto,

sal y Pimienta negra molida

Elaboración:

Cortar los extremos de los puerros y retirar, si hiciera falta, la hoja más externa. Lavar y cortar en rodajas finas o, si se prefiere, picar en piezas pequeñas.

Lavar la pera (si es pequeña, usar dos), pelar y descorazonar. Poner a calentar el caldo a fuego moderado. Separar una pequeña cantidad a un vaso para infusionar las hebras de azafrán machacadas (unas 4).

Calentar el aceite de oliva en una cazuela y sofreír el puerro con una pizca de sal y los granos de pimienta negra. Agregar el arroz, remover bien un minuto y regar con el vino blanco. Cuando se haya evaporado, incorporar la pera, remover bien y echar la infusión de azafrán. Comenzar la cocción del risotto a fuego lento, agregando caldo poco a poco, siempre caliente, removiendo con suavidad.

Cocer hasta el tiempo marcado por el fabricante, unos 18-20 minutos. Añadir más caldo si fuera necesario. Al final mantecar con la mantequilla y queso parmesano recién rallado.

Comprobar el punto de sal y servir con pimienta negra recién molida y más queso al gusto.

3. Arroz caldoso de marisco

Ingredientes:

Mejillones (solo la carne), 200 g,

Almeja fina, 200 g,

Langostinos, 200 g,

1 Calamar,

Arroz bomba, 160 g,

Caldo de pescado o fumet o de marisco al gusto.

Para hacer el sofrito,

2 Tomates pera para el sofrito,

1 Pimiento verde italiano y 1 Cabeza de ajos

Elaboración:

Como ya os conté al daros las tres claves para hacer un buen arroz caldoso, comenzaremos preparando un buen caldo y un buen sofrito. Para hacer el caldo, vamos a usar el agua de cocer los mejillones y abrir las almejas y el caldo que haremos con las cabezas y cuerpos de los langostinos. Por eso nuestra primera tarea será pelar éstos, abrir aquellas y juntar todos los líquidos. Así conseguiremos un caldo intenso, lleno de sabor.

Para el sofrito, vamos a usar un sofrito que yo siempre tengo en la nevera, fruto de una cocción prolongada de cabezas de ajo enteras, tomate pelado, pimiento verde y ñoras, que también podemos hacerl en el momento: doramos una cabeza de ajo partida por la mitad, añadimos un pimiento verde muy picado y 3 tomates picados. Dejamos que se cocine durante una hora y trituramos.

Guardamos este sofrito en un bote y lo tendremos listo para cada vez que queramos hacer un arroz caldoso, o cualquier otra receta de arroz. En la nevera, este sofrito nos dura dos o tres semanas sin problema. Como ya os conté al daros las tres claves para hacer un buen arroz caldoso, comenzaremos preparando un buen caldo y un buen sofrito. Para hacer el caldo, vamos a usar el agua de cocer los mejillones y abrir las almejas y el caldo que haremos con las cabezas y cuerpos de los langostinos. Por eso nuestra primera tarea será pelar éstos, abrir aquellas y juntar todos los líquidos. Así conseguiremos un caldo intenso, lleno de sabor.

Para el sofrito, vamos a usar un sofrito que yo siempre tengo en la nevera, fruto de una cocción prolongada de cabezas de ajo enteras, tomate pelado, pimiento verde y ñoras, que también podemos hacer en el momento: doramos una cabeza de ajo partida por la mitad, añadimos un pimiento verde muy picado y 3 tomates picados. Dejamos que se cocine durante una hora y trituramos. Guardamos este sofrito en un bote y lo tendremos listo para cada vez que queramos hacer un arroz caldoso, o cualquier otra receta de arroz. En la nevera, este sofrito nos dura dos o tres semanas sin problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Entradas relacionadas

Menú