Acuérdate de los mercados de barrio

¿Cuál ha sido el rol de los mercados de alimentos durante los últimos años?

Desde sus inicios, los mercados tradicionales han evolucionado de forma constante, adaptándose a las necesidades de la época. La refrigeración, las normas municipales de saneamiento y los cambios en la venta al por mayor y menor cambiaron la forma en la que la gente procedía a comprar y consumir alimentos.

Si bien los procesos de rezonificación de los grandes mercados en los que compraban los minoristas (restaurantes y tienda de comestibles), implicó que muchos de ellos fueran trasladados a las periferias de las ciudades, los mercados urbanos han mantenido su popularidad entre sus comunidades locales. Los compradores valoran los alimentos frescos y a buen precio, así como los vínculos sociales con los vendedores.

Con la rehabilitación del centro de las ciudades, los mercados de alimentos demuestran que forman parte de los medios de vida y la identidad de los barrios circundantes. Ahora que las ciudades están planificando el post COVID-19, los mercados de alimentos pueden estar en el centro de las nuevas estrategias para construir ciudades más resilientes. En definitiva, los mercados de alimentos pueden contribuir a una alimentación y unos hábitos más saludables; pueden conectar mejor las ciudades con su entorno natural, creando conexiones urbano-rurales; y los consumidores, los minoristas y los vendedores pueden conectarse mejor con formas digitales e innovadoras de hacer negocios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Entradas relacionadas

Menú